Ser Madre

 Ser Madre

Siempre he dicho que la mujer figurativamente es como el sol, da vida, luz y belleza. Su importancia e influencia es tan grande y ponderosa en la vida del ser humano que su presencia se deja ver en todas partes, es tan grandioso su valor, ya que en su vientre se encuentra el don de la vida.

Ser madre es ser el núcleo del cual los hijos extraen la guía en sus primeros años y sienten el apoyo y estabilidad al ir creciendo. Ser madre representa ser la  base de aliento, amor y poder de los hijos, ya que la relación de la madre con el niño es tan determinante en los primeros cinco años, ya que estos primeros cinco años es donde se establece la personalidad de como el niño va a enfrentar la vida siendo adulto. Ya desde el vientre el niño se une con su madre por medio de la placenta y por medio de esta puede sentir una gama de emociones y sentimientos impresionantes, así como también recibe el alimento que la madre proporciona a su bebe  para su desarrollo. Por eso es tan determinante y valioso el momento que la mujer decide Ser Madre ya que la responsabilidad es tan grande, permanente pero a la vez maravillosa. Es impresionante saber que el amor entre madre e hijo, no necesita de ningún aprendizaje, esto es algo natural que en el momento que esa madre carga a su bebe por primera vez y le ve a los ojos a su pequeño, en ese momento se experimenta el cielo y es así como la madre puede sacar ese poder incondicional de alimentar, cuidar a su criatura, aún cuando ella esta al punto del cansancio o a veces en medio de su propia enfermedad. Ser madre es un papel de suma importancia ya que si hay amor y unión en esta relación tan bella, de ello dependerá parte del triunfo del niño al irse adentrando a la sociedad. Por eso es de suma importancia que cuando la mujer decide Ser Madre, se prepare, estudie, y escoja bien el padre del niño, para que sin duda la próxima generación sea mejor que la que ella tuvo. Las naciones son bendecidas por la calidad de madres que nutrieron las mentes de grandes gobernantes. La ciencia se ve favorecida si nuestros científicos tuvieron la guía de una buena madre. El arte, la música, todo se ve engrandecido si una mujer toma muy serio el Ser madre, como un llamado sagrado y divino. Es mi filosofía que cada día hay que celebrar ‘La madre’ y con nuestro ejemplo, siendo mejores cada día con nuestros propios hijos, honrarles por su gran labor. Felicidades a todas las madres en su día y a las que no son madres, celebra esa parte femenina en ti.